La meditación te convertirá en un mejor programador: así es como.

¿Qué es la meditación?

La meditación puede ser muchas cosas dependiendo de a quién le preguntes. En este artículo, se refiere a la idea de sentarse intencionalmente y concentrarse en el presente. Aunque se asocia con mayor frecuencia con las religiones orientales, no es una práctica religiosa. No importa si eres cristiano, musulmán, mormón, judío o de cualquier otra fe. Es una forma de entrenar la mente, lo que cambiará tu perspectiva de la vida.

Cuando menciono la palabra "meditación" en el artículo, me refiero a "una práctica para desarrollar la conciencia del momento presente". Pero también usaré la palabra "atención plena". Son términos que a menudo se mencionan juntos o se utilizan como sinónimos.

La meditación es la práctica formal de sentarse, caminar, pararse o acostarse. Mientras que la atención plena se trata de ser consciente y se aplica a todo.

Para dar un ejemplo, cuando me despierto por la mañana, me siento en un pequeño cojín y observo mi respiración durante 15 minutos. Este es un ejemplo de meditación. Mientras sirvo un vaso de agua, derramo agua en el suelo y noto que mis sentimientos de ira aumentan dentro de mí. Este darse cuenta de que la ira aumenta pero que sonríe a pesar de ello es atención plena. Soy consciente de mis emociones, lo que me permite mantener el control.

Meditación y programación

En el mundo de la programación, a menudo necesitamos una atención centrada al crear programas y escribir código sin repeticiones. Piense en ello como "en la zona" o como algunos lo conocen, en el estado de "flujo". Aquí es cuando te sumerges en tu editor de texto y te olvidas de todo lo demás. Tu mente solo está pensando en ese momento presente. Al estar en este modo, experimentas plenamente esa "codificación alta" de las funciones de escritura que hacen cosas para lograr un objetivo mayor.

Como se mencionó anteriormente, la meditación es una práctica para desarrollar su nivel de atención en el momento presente. Ahora, si practicamos la meditación de forma regular, podemos entrenar nuestra mente para vivir con más conciencia. Esto se puede aplicar a cualquier ámbito de la vida.

Y eso también incluye la programación, debido a la cantidad de enfoque que se necesita al desarrollar software. Como programadores, necesitamos meditar y dedicar tiempo a observar nuestra respiración y nada más. Seremos capaces de traducir esa práctica mientras codificamos, y podremos enfocarnos más profundamente en nuestros programas.

Mi experiencia personal

Comencé a meditar hace cuatro años cuando me enteré de los beneficios de una charla TED que vi llamada El secreto feliz para un mejor trabajo de Shawn Anchor. Me interesó la idea de una práctica de meditación regular y la capacidad de vivir plenamente en el presente. Recuerdo haber comprado un libro sobre budismo zen y luego comencé a meditar. No tenía idea de lo que estaba haciendo.

Esta fase inicial de meditación comenzó cuando estudiaba en el extranjero en Buenos Aires, Argentina durante la universidad en 2013. Después de ver el video, fui a una librería y busqué en la sección de Filosofía Oriental con la esperanza de encontrar algo sobre meditación. Por suerte para mí, encontré uno titulado Los tres pilares del Zen o en inglés, Los tres pilares del Zen . "¡Genial! Aprenderé a meditar y practicar mi español al mismo tiempo ”, pensé para mí.

Aunque parecía una gran idea al principio, resultó ser más difícil de lo que esperaba. Mi nivel de español era bueno. Pero el lenguaje técnico utilizado para describir las prácticas de meditación me preocupó al principio. Afortunadamente, había fotos en el libro y usé mi diccionario cuando no entendía algo.

Comencé a meditar con una práctica sencilla. Observé mi respiración. Una inhalación y una exhalación = respiración. Conté hasta diez. Este fue un gran punto de partida para un principiante. Llevaba un pequeño diario y lo hacía varias veces a la semana, pero no podía mantenerlo constante. Fue difícil porque solo lo hice cuando encontré tiempo en lugar de agregarlo a mi rutina.

Avance rápido hasta 2014 y 2015: seguí meditando de forma intermitente varias veces a la semana. Sin embargo, todavía tenía problemas para mantener una práctica diaria. Intenté hacerlo antes de acostarme, pero no fui consistente porque las noches de los fines de semana eran impredecibles.

En agosto de 2016, decidí incorporarlo a mi rutina nocturna. Cada noche seguí los mismos pasos:

  • Establecer alarma para la mañana siguiente
  • Siéntate y observa la respiración durante unos minutos.
  • Cepillar los dientes

Esta rutina hizo que mi práctica fuera 5 veces más efectiva. Añadí la meditación a mi vida y la convertí en un hábito. Como resultado de esto, se hizo cada vez más fácil encontrar tiempo para la meditación. No tuve que pensar porque era parte de mi rutina.

Más recientemente, en julio, cambié mi práctica nocturna a una práctica matutina después de que un amigo me convenciera de cambiar. Sugirió meditar por la mañana porque le brindaba una manera maravillosa de comenzar el día. También le dio una "pizarra en blanco" para comenzar su día.

Como antes, creé una rutina "automatizada" y agregué meditación para que mi cerebro recordara más fácilmente. La rutina es la siguiente:

Despierta

  • Cara lavada
  • Medita durante 15 minutos
  • Sonríe y comienza el día con la mente clara

Además de cambiar a una práctica matutina, mi amigo me sugirió que usara una aplicación gratuita para realizar un seguimiento de mi progreso en la meditación llamada Insight Timer. Me encanta porque tiene un temporizador de meditación, meditaciones guiadas y una red social mínima para que puedas ver cuando tus amigos meditan. Podrías responsabilizarte de esta manera. También sugiero probar Yoga Nidra para ayudarte a dormir.

He estado usando la aplicación para realizar un seguimiento de mi progreso en la meditación y recientemente logré 100 días seguidos a partir del 5 de noviembre. Mi objetivo es alcanzar los 365 días seguidos.

Los beneficios

El propósito de escribir este artículo fue explicar cómo la meditación puede beneficiar a todos en la industria tecnológica. Puede ser de ayuda, especialmente en un campo como la programación, donde constantemente luchamos o sentimos frustración cuando las cosas no funcionan.

Aquí hay algunas formas en que usted, como programador y ser humano, puede beneficiarse de la meditación:

Centrarse en un bloque de código a la vez

Asumir nuevos proyectos como desarrollador puede ser abrumador. La parte más difícil de un nuevo proyecto es averiguar por dónde empezar. Inmediatamente pensamos en todas las cosas que deben lograrse.

Similar a enfocarnos solo en la respiración, debemos dedicar nuestros esfuerzos en una pieza a la vez.

Mindfulness nos ayudará a tomar conciencia del estrés y todas las partes funcionales de nuestro proyecto. Los programadores deben dejar ir esa sensación de sobreextensión y comenzar con la primera tarea. Nos mantenemos conscientes de la tarea que tenemos entre manos. Esto evitará la "sobrecarga de pensamientos" al desarrollar software más avanzado. Incluso puede ser útil con el desarrollo de software ágil como Scrum, donde se adapta con frecuencia.

Cuanto más meditas, más fuerte se vuelve tu mente (Mrazek).

Mejora tus habilidades cognitivas

La programación tiene muchos conceptos difíciles que debemos entender para resolver problemas complejos. Para hacer eso, necesitamos la capacidad cognitiva para procesar la teoría y visualizar cómo todas las piezas móviles funcionan juntas en un solo sistema.

En un artículo reciente publicado en Harvard Business Review , Goleman afirma que la práctica de la atención plena puede ayudarnos tanto con el "trabajo estratégico" como con la resolución de problemas. A través de la meditación, podrá mejorar aún más estas habilidades cognitivas. Esto a su vez beneficiará su estudio de programación sin importar su nivel de habilidad.

Vive en el presente

Para mantener un equilibrio saludable entre el trabajo como programador y la vida, debemos abrazar el momento presente. Esto se aplica a la codificación y también a otras áreas de la vida.

La parte hermosa de la meditación es el “enfoque singular”, con eso quiero decir, hacer una cosa y solo esa. Cuando te sientas a meditar, tienes un objetivo: estar ahí en ese momento. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero lo importante es el principio. Si aplicamos ese principio en nuestra vida, nos puede servir en muchas áreas. Cuando esté con su familia o amigos, participe en la conversación y el momento. Cuando esté codificando, escriba código y concéntrese en construir. La meditación facilita la construcción de esta habilidad de vivir en el presente.

Manejando los altibajos de la codificación

Como programadores, a menudo nos sentimos estresados ​​cuando no podemos resolver un problema o cuando estamos atrasados ​​en una fecha límite. También puede suceder cuando se nos ha encomendado algo que no sabemos cómo hacer. Me ha sucedido este problema muchas veces. A veces, mientras siento mucha frustración, contemplo estrellar mi computadora contra el suelo.

Con la práctica regular de la meditación, podemos aprender a usar la respiración como una forma de manejar situaciones negativas sin estrés (Corliss). Con este método, podemos aplicarlo a aquellas situaciones en las que se encuentra con un problema o un error que no puede solucionar.

Más tarde, se da cuenta de que es porque le faltaba un punto y coma o porque olvidó dar cuenta de algo en su función. Esos pequeños momentos pueden tener un gran impacto en el resto de su sesión de codificación. Usando nuestra respiración podemos detenernos, dejar que entren los sentimientos negativos, experimentarlos en ese momento y luego dejarlos ir. Esto le permitirá recuperarse más rápido cuando tenga dificultades con un proyecto.

Incrementa tu nivel de felicidad

El beneficio más significativo de cualquier tipo de meditación es un aumento en tu nivel de felicidad. Cuando meditas, aprendes a concentrarte en la actividad más simple que hacemos todos los días: respirar. Al aprender a observar la respiración, entrenas tu mente para disfrutar de las pequeñas cosas. Te despiertas a la vida y comienzas a vivir cada momento del presente en lugar de vivir en el pasado o el futuro como la mayoría de nosotros tendemos a hacer.

Después de que comiences a meditar, notarás cuánta satisfacción sientes después de lograr incluso las cosas más pequeñas. Como cuando escribe su primera función o cuando descubre cómo centrar horizontalmente ese div . Todas esas "pequeñas ganancias" que alguna vez dio por sentado o que no disfrutó por completo se sentirán más grandes, porque les presta más atención, al igual que su respiración (Fredrickson).

He aquí cómo empezar

Aquí hay una lista de pasos que puede seguir hoy para comenzar:

  1. Averigua cuánto tiempo puedes dedicar a meditar. Mi sugerencia sería entre 2 y 10 minutos. Algo más y puede sentirse abrumado. Es mejor comenzar suave y suavemente.
  2. Decide dónde lo vas a hacer; por lo general, una habitación tranquila funciona mejor. Se puede hacer sentado en el suelo o en una silla.
  3. Establezca un temporizador durante el tiempo que decida meditar. De esta forma, no tendrás que preocuparte por comprobar la hora cada 15 segundos.
  4. Siéntese, inhale profundamente por la nariz y exhale por la boca. Sonreír.
  5. Respire lentamente y observe el aire que entra por la nariz y sale por la boca. Una inhalación y una exhalación cuentan por cada respiración. Cuente diez respiraciones y luego comience de nuevo.
  6. * Cuando su mente divague, deténgase, reconózcalo, sonría y luego vuelva a respirar. Este es el paso más importante . Es inevitable que su mente divague, pero no debe castigarse por ello. Es un comportamiento normal, pero debemos recordarle a la mente que lo reconocimos y luego regresar a la respiración. Ojalá alguien me hubiera dicho esto cuando comencé a meditar. No aprendí esto hasta este año, casi 4 años después.
  7. Después de que suene el cronómetro, agradézcase a sí mismo por hacer tiempo para meditar y sonreír.

Si eso se sintió bien, vea si puede hacerlo dos veces la próxima semana. Luego, agregue otro día la semana siguiente. También puedes experimentar aumentando la cantidad de tiempo que meditas. Decidí comenzar de nuevo desde el principio con 2 minutos en julio y luego fui avanzando lentamente hasta los 18 minutos.

Aprendí esta técnica en un libro increíble llamado The Motivation Hacker de Nick Winter. Lo llama la "espiral del éxito". Comienzas con un número pequeño que parece demasiado trivial para rastrear (como 2 minutos al día) y luego lo aumentas lentamente hasta que alcanzas tu objetivo.

Quiero enfatizar esto: que el número no es importante . Lo más importante es que si se lo toma en serio, le dedique tiempo todos los días. Como # 100DaysOfCode, lo mejor que puede hacer es convertirlo en parte de su rutina diaria hasta que se convierta en un hábito. Sacarás más de ella.

Recursos recomendados

Al igual que la codificación, ¡hay una gran cantidad de recursos gratuitos! Recomiendo encarecidamente hacer su propia investigación y ver lo que encuentra. Aquí hay algunas sugerencias para comenzar:

Si te gustan los libros y quieres leer sobre meditación

  • Despertando al Buda Interior por Lama Surya Das. Este libro cambió por completo mi perspectiva de la vida. Me encantó. Fue uno de los primeros libros que leí sobre meditación y budismo.
  • ¿Por qué el Dalai Lama siempre está sonriendo? por Lama Tsomo. Tsomo usa un enfoque más informal para que todos puedan identificarse fácilmente con ella. Pero también incluye evidencia científica para respaldar sus afirmaciones. Realmente lo disfrute. También incluye diferentes prácticas de meditación tibetana.
  • Mindfulness del mundo real para principiantes por Brenda Salgado. Un querido amigo lo recomendó porque incluye prácticas y ejercicios aptos para principiantes. Espero usarlo con mis compañeros de trabajo en la oficina.
  • La mente iluminada por Culadasa. Este libro es un poco más avanzado. Lo estoy leyendo ahora para llevar mi práctica de meditación al siguiente nivel.

Si te gustan los cursos electrónicos

Pruebe este curso electrónico gratuito de 8 semanas sobre meditación para principiantes de Namchak. Hice esto en agosto de 2016 y desde entonces he estado usando la técnica de meditación durante mi práctica diaria.

Si te gustan las aplicaciones

  • Insight Timer: es gratis, tiene un temporizador con campanas y meditación guiada. También puede agregar amigos y ver su progreso (¡excelente para la responsabilidad!)
  • Espacio de cabeza: este es de pago, pero he escuchado grandes cosas de amigos que lo usan.

Independientemente de quién sea usted, la meditación es una práctica poderosa que cambiará su vida. Dirijo un grupo de meditación que se reúne dos veces al mes a través de Google Hangout. Si empiezas a meditar y quieres una comunidad con la que puedas estudiar y practicar, puedes enviarme un DM en Twitter para más detalles.

Espero que este artículo le haya resultado útil. Házmelo saber aplaudiendo, compartiéndolo en las redes sociales o dejando un comentario a continuación. Y si eres un meditador experimentado, comparte cualquier recurso adicional en un comentario a continuación para la comunidad.

Fuentes

  • Corliss, Julie. "La meditación de atención plena puede aliviar la ansiedad y el estrés mental". Harvard Health Blog, Harvard Health Publishing, 3 de octubre de 2017, www.health.harvard.edu/blog/mindfulness-meditation-may-ease-anxiety-mental-stress-201401086967.
  • Fredrickson, Barbara L. y col. "Los corazones abiertos construyen vidas: las emociones positivas, inducidas a través de la meditación de la bondad amorosa, crean recursos personales consiguientes". Revista de personalidad y psicología social 95.5 (2008): 1045–1062. PMC. Web. 12 de noviembre de 2017.
  • Goleman, Daniel. “La atención plena no es la respuesta a todo. Aquí es cuando ayuda ". Harvard Business Review, Harvard Business Publishing, 28 de septiembre de 2017, hbr.org/2017/09/heres-what-mindfulness-is-and-isnt-good-for.
  • Mrazek, Michael D. y col. "El entrenamiento de Mindfulness mejora la capacidad de la memoria de trabajo y el rendimiento GRE al tiempo que reduce la distracción mental". Ciencia psicológica, vol. 24, no. 5, 2013, págs. 776–781., Doi: 10.1177 / 0956797612459659.